Interés General - Medidas necesarias

Miércoles 22 de Mayo de 2019 - 17:22 hs

Buscan eliminar el uso de los sorbetes plásticos

Luego de la prohibición en Buenos Aires desde Rosario vuelven a impulsar una iniciativa para imitar esta medida que ya fue adoptada en otras ciudad argentinas y del mundo. ¿Por qué quieren prohibirlos?

Actualizado: Miércoles 22 de Mayo de 2019 - 17:27 hs

Desde este miércoles, la ciudad de Buenos Aires prohibió de manera progresiva el uso de sorbetes plásticos de "un solo uso", sumándose a la campaña mundial para reducir la utilización de este tipo de materiales altamente contaminantes y dañinos para el medio ambiente. La ciudad de Rosario busca imitar esta conducta y vuelven a impulsar una normativa del año 2018 para que los comerciantes abandonen voluntariamente la entrega de sorbetes de plásticos en sus negocios. 

Al aire en Primera Tarde, Agustina Bouza explicó que el proyecto no busca prohibir "porque los cambios de habitos cuestan" pero sí "regular su uso, buscar un camino intermedio y poner el tema en agenda". 

Por lo cual armaron la campaña “Chau sorbete” para que "se adhieran los comercios voluntariamente y a cambio reciban una oblea que los distinga como amigables con el medio ambiente, sin que exista un incentivo económico”, indicó.

A su vez, la iniciativa busca capacitar a los inspectores para sensibilizar a los propietario de bares y kioscos que promueven el uso de sorbetes para beber. 

En el caso de la ciudad de Buenos Aires, desde hoy su circulación será prohibida de manera progresiva: en primera instancia, con la publicación en el Boletín Oficial, ya no se podrá ofrecer ni colocar este artículo a la vista de los clientes. Luego, en seis meses, quedará completamente vedada su entrega. Según datos oficiales, dos millones de sorbetes son consumidos al mes solo en patios de comidas de shoppings situados en los distintos barrios porteños. El descarte de estas bombillas equivale a 1,7 toneladas de plástico.

En la Argentina Pinamar fue pionera en tomar una medida similar que implementó esta última temporada de verano. Incluso existen prohibiciones mayores que abarcan el uso de los sorbetes y cualquier otro tipo de vajilla o cubierto fabricado con material no reciclable a lo largo de la costa , incluida la ciudad de Mar del Plata,Villa Gesell, Mar Chiquita. También en Ushuaia tienen reglamentaciones en el mismo sentido restrictivo.

En el mundo, varias ciudades de los estados de California y Florida (EE.UU.), Nueva York, Río de Janeiro y Vancouver, entre otras, también vedaron el uso de estos elementos.

Por qué se debe reducir el uso de plástico descatable o de "un solo uso"

El objetivo principal de estas medidas es reducir el uso de plástico descartable, que, entre otros efectos, contamina de manera considerable los grandes cauces de agua; alrededor de ocho millones de toneladas de residuos plásticos terminan en el océano cada año.

Los sorbetes son el cuarto contaminante más común que afecta las costas y el agua. Al desintegrarse, se generan partículas conocidas como microplásticos, que son ingeridas por la fauna acuática, que bioacumulan y magnifican estos materiales en la cadena alimentaria.

De acuerdo con el último censo de basura costera realizado en 2018 por la Fundación Vida Silvestre y otras organizaciones ambientales, el 82% de los residuos no orgánicos encontrados en las playas argentinas correspondió a residuos plásticos. Los detectados fueron bolsas plásticas, colillas de cigarrillos, restos plásticos, restos de nylon, tapitas y botellas plásticas, entre otros. El relevamiento fue realizado en 813.554 metros cuadrados de playa en 16 localidades de la costa bonaerense, entre las que figuran Bahía Blanca, Claromecó, Mar del Plata, Necochea, Punta Lara, San Clemente, Santa Teresita y Villa Gesell.

Audio: Escuchá la nora completa con Agustina Bouza, concejala de Rosario

Fuente: LT10/Agencias