Futbol - Barça Gate

Miércoles 03 de Marzo de 2021 - 15:04 hs

El dinero que perdió el club por culpa de Bartomeu

La policía autonómica de Cataluña dio a conocer detalles del Barça Gate y estimó las pérdidas que Josep María Bartomeu le habría ocasionado al club.

Actualizado: Miércoles 03 de Marzo de 2021 - 15:05 hs

Los Mossos d'Esquadra, la policía autonómica de Cataluña, cuantifican en hasta 1,2 millones de euros el perjuicio económico que la gestión del expresidente del FC Barcelona Josep Maria Bartomeu y otros dirigentes blaugranas causaron presuntamente al club a través del denominado Barça Gate.

Así se desprende del expediente policial que investiga a Bartomeu y a su exjefe de gabinete de la presidencia, Jaume Masferrer, entre otros, por presuntamente fraccionar contratos a la empresa i3Ventures para esquivar los mecanismos de control interno del club y con la idea de impulsar una campaña de desprestigio en redes sociales a jugadores y exdirectivos del club.

La investigación policial concluye que durante tres temporadas el club abonó 2.315.775 de euros a Nicestream -de la que es dependiente i3Ventures- por servicio de monitorización de redes, pero considera que en esta gestión Bartomeu perjudicó al Barça con unas pérdidas de entre "un mínimo de 843.300 y un máximo de 1.220.700 euros".

La investigación considera que "se habría utilizado dinero del club con finalidades presuntamente particulares (en beneficio personal), en clave particular, con contenidos difamatorios sobre personas contrarias a la dirección del club y en perjuicio de la propia entidad".

Bartomeu, Masferrer, el CEO general del club, Óscar Grau, y el jefe de los servicios jurídicos del FC Barcelona, Román Gómez Ponti, estaban "directamente relacionados con la aprobación de estos contratos, su supervisión, revisión y pagos, incluso diseñando un proceso paralelo de contratación y pagos al margen de lo establecido por la Junta Directiva y los protocolos internos".

El dueño de Nicestream e i3ventures, Carlos Ibañez, "facilitó la estructura mercantil necesaria para fraccionar suficientemente un único encargo en múltiples contratos para evitar los órganos competentes para contratar y todos los sistemas de supervisión y control del Barça".

"Ofreció hasta ocho empresas de su grupo, aparentando distintas prestaciones de servicios independientes entre ellas en diferentes países del mundo (Uruguay, Argentina, Chile y España)", sostienen los investigadores.

Exponen que Ibáñez abrió cuentas a nombre de estas sociedades en España para "redirigir los pagos efectuados por el FCB al destinatario principal, que era i3Ventures y en paralelo y como contraprestación a recibir esta adjudicación directa del contrato por parte del Barça a un precio muy superior al trabajo realmente efectuado".

Fuente: mdzol

Seguí leyendo