Ciencia - Curiosidades

Viernes 12 de Enero de 2018 - 19:34 hs

Por qué no nos olvidamos de andar en bici

Sea que aprendamos de chiquitos o de grandes es algo que por más que no lo practiquemos siempre tendremos presente ¿Por qué pasa esto?

Primero con dos rueditas accesorias, luego con una y, finalmente, sobre las dos ruedas. El ejercicio mental, de equilibrio y coordinación que supone aprender a andar en bicicleta da frutos incluso décadas después. Un estudio publicado en la revista 'Nature' descubre por qué hay cosas que no olvidamos jamás cómo hacerlas.

El cerebro es un órgano adaptativo capaz de reestructurarse, hasta cierto punto, cuando las circunstancias lo requieren. Esta capacidad se denomina plasticidad estructural y se caracteriza por cambios en la estructura de las sinapsis, las neuronas y las redes de comunicación. Una de las cosas que más influencia ejerce sobre estos circuitos neuronales son las experiencias sensoriales.

La información del mundo sensorial se almacena gracias a cambios en las sinapsis (conexiones entre neuronas) pero "no está claro hasta qué punto esos cambios persisten a lo largo del tiempo", apuntan los autores del trabajo, procedentes del Instituto Max Planck de Neurobiología (Martinsried, Alemania) y del University College de Londres (Reino Unido).

Ciertos procesos, como conducir o aprender a tocar un instrumento, tejen una estructura de conexiones entre las neuronas cerebrales, gracias a la cual la información se conserva. Hasta hace un tiempo, se creía que la falta de práctica o de uso provocaba la pérdida de estas conexiones y, en consecuencia, el olvido, pero los autores del estudio demostraron que esto no era así.

 

Fuente: Agencias - LT10

Seguí leyendo