Política - Aborto

Miércoles 13 de Junio de 2018 - 08:05 hs

Médicos a favor y en contra del proyecto

La Asociación de Obstetricia y Ginecología de Santa Fe rechazó el texto que se debatirá hoy en Diputados. Gonzalo del Cerro, diputado nacional y ex decano de la Facultad de Medicina de Rosario, salió a apoyarlo.

Actualizado: Miércoles 13 de Junio de 2018 - 08:33 hs

La Asociación de Ginecología y Obstetricia de la ciudad de Santa Fe manifestó públicamente su total rechazo al dictamen de las Comisiones de Legislación General; Legislación Penal; Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia; y de Acción Social y Salud Pública, de la Cámara de Diputados de la Nación que llega hoy al recinto para su debate. Según la entidad, allí “se violentan gravemente derechos de jerarquía constitucional, tales como el igual derecho a la vida de todo ser humano (nacido o no nacido), el derecho a la libertad de ejercicio profesional de los médicos y el derecho a la objeción de conciencia (artículos 14, 16, 29, 33, 75 incisos 22 y 23 de la Constitución Nacional; artículos 1, 2 y 6 de la Convención de los Derechos del Niño en las condiciones de su vigencia y artículos 4 y 12 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos)”.

“En el referido dictamen, además de establecerse el derecho al aborto libre y a petición dentro de las primeras 14 semanas de gestación, se establece el derecho al aborto en el supuesto de violación con la presentación de una declaración jurada y el derecho al aborto si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto. Asimismo, se consagra un derecho al aborto, sin límite gestacional, si estuviera en riesgo la vida o la salud de la mujer o persona gestante, considerada como derecho humano, eliminándose el requisito de que no existan otros medios para evitar dicho riesgo (actualmente vigente)”, dice el comunicado que firma su presidente, Alejandro Talín.

Señala que “también se establece la responsabilidad penal de los profesionales de la salud, mediante la tipificación de conductas excesivamente amplias, tales como dilatar u obstaculizar la práctica abortiva, existiendo un serio peligro de que se subordine el criterio médico y su libertad en el ejercicio profesional, al criterio de otros profesionales de la salud, quienes, en definitiva, podrían ser quienes decidan si corresponde o no la realización de dicha práctica, mediante dictámenes psicológicos o relativos a la salud en sentido social”.

Para la entidad, el proyecto “atenta gravemente contra el derecho a la objeción de conciencia de los profesionales de la salud y de las instituciones que aquellos conforman, puesto que restringe de modo irrazonable el derecho de los primeros, y se los deniega las segundas, resultando manifiestamente inconstitucional. A su vez, propone la creación de un Registro de Objetores de Conciencia de carácter discriminatorio”.

En diálogo con el programa El Cuarto Poder, Talín calificó al dictamen de “aberrante” y “arbitrario”.

A favor

El diputado nacional Gonzalo del Cerro, ex decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario, apuntó al espíritu final de la ley: el contar en el país con educación sexual integral desde la primera infancia para evitar embarazos no deseados, no perderlos o pedir la iterrupción del mismo si así lo requiere la mujer.

“El eje es ése, que no tiene nada que ver con promover el aborto”, aclaró del Cerro.

También por LT10, el legislador radical opinó que en el dictamen que llega al recinto “queda absolutamente salvada” la postura de los médicos que no estén a favor de realizar estas prácticas.

“Así como la mujer puede pedir voluntariamente la interrupción del embarazo, de la misma manera el médico, voluntariamente, puede negarse a hacerlo, sólo que debe comunicarlo previamente. Es el único trámite que tiene que realizar”, apuntó.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, Carlos Abraham, pidió “diferenciar claramente y separar opiniones personales de las institucionales”, en respuesta a la postura de Talín.

“No debemos mezclar un comunicado de asociaciones que pareciera ser la opinión de todo un conjunto”, opinó el profesional, quien consideró que en el proyecto está garantizado “el derecho individual a oponerse objetando la conciencia”.

En ese sentido, recordó el caso del Hospital Iturraspe con la muerte de Ana María Acevedo, cuando -dijo- “”un jefe de servicio, con verticalidad militar, impuso su opinión”.

“El debate, para que sea justo, tiene que respetar las decisiones de la mayoría”, señaló Abraham, quien también defendió la ley de despenalización del aborto al sostener: “que se vendan cigarrillos libremente en Argentina no significa que nos obliguen a fumar”.

 

 

Audio: Alejandro Talín

Audio: Gonzalo del Cerro

Audio: Carlos Abraham

Fuente: LT10

Seguí leyendo