Ciencia - Acuerdo

Miércoles 11 de Abril de 2018 - 08:47 hs

La UNL y Coplasan SA desarrollarán aceite de lino

Se concretó la firma de un contrato de trabajo para desarrollar este producto comestible con características diferenciadas comercializable como suplementos dietarios con un importante agregado de valor.

imagen ilustrativa

En el marco de una reunión realizada en Rectorado, la UNL, representada por el rector Enrique Mammarella, firmó un contrato con la empresa Coplasan S.A., representada por su presidente, José Vigil; con el objeto de desarrollar tecnología a escala piloto para la producción de aceite de lino con características diferenciadas. Durante el encuentro también estuvieron presentes el secretario de Vinculación y Transferencia Tecnológica de la UNL, Javier Lottersberger; la decana de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB), Adriana Ortolani; el director del Cetri Litoral, Christián Nemichenitzer, y el investigador a cargo del grupo de Bromatología y Nutrición de la FBCB, Claudio Bernal.

A través de los denominados Servicios Altamente Especializados a Terceros (SAT) la UNL pone a disposición sus grupos de profesionales para brindar servicios que incluyen actividades de investigación, desarrollo de tecnologías y otras tareas de transferencia demandadas. En esta ocasión, el servicio tiene como objeto la asistencia técnica y el asesoramiento por parte de la casa de estudios, a través de un grupo de investigadores conformado ad hoc, dirigido por Bernal e integrado por personal del laboratorio de la cátedra de Bromatología y Nutrición de la FBCB; para que Coplasan desarrolle un aceite de comestible diferenciado por calidad, bajo costo y altos beneficios nutricionales. “La Facultad de Bioquímica tiene una gran tradición con el sector productivo desde hace muchos años y este es otro hito importante, fundamentalmente por la zona donde se va a situar la planta piloto (departamento San Justo en la provincia de Santa Fe) y también con un desarrollo novedoso que sin dudas abre muchísimas puertas tanto para la empresa como para la facultad”, aseguró Ortolani.

Producción, investigación y desarrollo

“Este proyecto se trata del diseño de una planta piloto para la producción de aceite de lino con características diferenciadas con un importante agregado de valor, más allá del aportado por los niveles de ácidos grasos Omega-3. Es importante aclarar que este tipo de aceite no se lo puede comercializar como cualquier otro, sino que regulatoriamente se lo ubica dentro de aceites con características especiales como suplementos dietarios. Específicamente, este producto tiene propiedades biológicas muy importantes ya que es uno de los aceites vegetales más ricos en Omega 3 pero, al mismo tiempo, presenta numerosos desafíos porque es muy inestable, lo cual hace que no se lo pueda consumir directamente como otros aceites (girasol, maíz, etc.)”, explicó Bernal. “Nosotros desde la FBCB venimos haciendo actividades de vinculación tecnológica con distintas empresas desde hace mucho tiempo, esta es una oportunidad muy importante”, continuó el investigador.

Para lograr este objetivo se diseñará y emplazará una planta piloto que cumpla con todas las normas y habilitaciones para tal fin.

Innovación productiva

El proyecto de trabajo es financiado por la convocatoria destinada al sector científico tecnológico y al sector productivo de la provincia de Santa Fe, que otorgó durante el 2017 el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, a través de la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación. “Nos presentamos a esta convocatoria de la provincia, con la idea de producir, junto con uno de los laboratorios de la UNL, un aceite de lino para consumo humano con determinadas características específicas. Queremos empezar a participar en los procesos de generación e innovación junto con la Universidad y dicha convocatoria es una instancia excelente para lograr estas articulaciones”, comentó José Vigil, representante de la empresa.

La UNL se ocupó de la formulación y la gestión administrativa del proyecto a través del Cetri Litoral. Coplasan es una empresa de base agropecuaria, está localizada en la comuna de Marcelino Escalada en el departamento de San Justo en la provincia de Santa Fe que, a partir de este nuevo proyecto, espera generar nuevas instancias de producción y transformar los procesos de producción primaria con agregado de valor.

“Lo interesante también es que justamente somos una empresa que no está localizada en los centros urbanos más grandes que, por capacidad y tecnología, son los que mayormente reciben estos financiamientos para sus proyectos. Somos una empresa del norte provincial, por lo cual redistribuir los recursos hacia las áreas periféricas de la provincia es sumamente interesante”, afirmó Vigil.

Círculo virtuoso

En estos proyectos, el vínculo con las facultades es muy importante porque posibilita potenciar las capacidades de los distintos grupos. “Nosotros aspiramos a que no todos los profesionales que formamos se inserten exclusivamente en el sector científico y tecnológico (dentro de la facultad o institutos), para contribuir al desarrollo local y regional lo que tenemos que hacer es generar buenos profesionales que entiendan las problemáticas sociales, que aporten al crecimiento de la región con emprendimientos productivos”, remarcó la decana de la FBCB. “Hay muchos casos de estudiantes que han empezado como pasantes y que después han generado empresas de base tecnológica, para lo cual la ciudad de Santa Fe es un nicho muy importante. Luego, estos profesionales vuelven a las instituciones a buscar personas para incorporar en sus empresas, se genera así un círculo virtuoso”, aseguró Ortolani.

 

Fuente: unl.edu.ar/medios

Seguí leyendo

Tras el anuncio de la creación de la Agencia Provincial de Registro, Administración, Destino de Bienes y Derechos Patrimoniales recordamos dos casos testigos y la devolución de costos patrimonios al Estado

Los bienes de los Monos y una red de prostitución