Sucesos - Tristeza

Martes 14 de Noviembre de 2017 - 08:15 hs

Actualizado: Miércoles 15 de Noviembre de 2017 - 08:45 hs

Voraz incendio de una biblioteca en Colastiné

Con la voz entrecortada y el llanto incontenible, su presidenta Marcela Sabio, denunció que los bomberos demoraron más de una hora en llegar. “Estamos desamparados”, aseguró. Mirá las fotos

Un voraz incendio se desató esta madrugada en la Biblioteca Popular “Juglares sin frontera” en Colastiné (la única del barrio), provocando daños casi totales en sus instalaciones y la pérdida de alrededor de 6 mil libros.

Así lo contó al programa El Cuarto Poder su presidenta, la escritora y narradora Marcela Sabio, que no pudo contener las lágrimas al relatar lo sucedido y las demoras de los bomberos en llegar al lugar para sofocar el fuego.

Los hechos

Sabio contó que el incendio comenzó a las 3 de la mañana en el sector más antiguo de la biblioteca, y denunció que “los bomberos tardaron mas de 1 hora 10 minutos en llegar”. “Mi hijo dormía en la parte de arriba, se salvó pero estamos muy shockeados, fue de tal intensidad que tuvimos que contener con una manguera los vidrios que explotaban, después llegó una pequeña camioneta de la policía con una bomba chiquita”, agregó.

Al llegar una unidad del cuerpo de bomberos, les informaron que el posible origen del fuego sería un cortocircuito.

Cachetazo

Sabio recordó que, además del siniestro de hoy, hace dos meses sufrieron un robo en la biblioteca, donde además provocaron destrozos; a eso se le sumó que el año pasado se inundó el lugar. “Tuvimos que rogar para que nos mandaran dinero y nos fuimos levantando de a poco”, manifestó entre lágrimas.

La escritora dijo sentirse “ciudadana de cuarta”, y expresó con dolor: “esto pertenece a Santa Fe y no podemos entender que nos hayan mandado un pequeño cochecito de la policía que vino de Rincón. Nos sentimos como desamparados. Es volver a empezar pero es un cachetazo tras otro”, finalizó.

Mauro Cosachov, Director de Gestión de Riesgos de la Municipalidad de Santa Fe llegó hasta el lugar y habló sobre el hecho a través de Todo Pasa.

"El edificio está casi en su totalidad derrumbado, llamamos a Acción Social para ver cómo se puede colaborar", explicó el funcionario.

Desde allí se intentará colaborar con todo lo necesario para que la biblioteca vuelva a funcionar: materiales de construcción, libros donados, compra de materiales, etc.

"No hay nada para clausurar porque no existe nada. Un anexo de la biblioteca se salvó porque está adelante de la casa: una parte muy menor va a seguir funcionando", cerró Cosachov.

 

Audio: Marcela Sabio

Audio: Escuchá la entrevista completa con Mauro Cosachov

Fuente: LT10