Espectáculos - Escándalo familiar

Martes 12 de Junio de 2018 - 12:32 hs

Máximo Menem habló por primera vez y destrozó a sus hermanos

El hijo de Cecilia Bolocco visitó a su padre, el ex presidente argentino, y se vio cara a cara con Zulemita. "Mi relación con ella es mala, pésima", dijo y evitó cruzarse con Carlitos Nair.

Cecilia Bolocco y su hijo Máximo Menem, de 14 años, aterrizaron por unos días en Argentina. La visita se da luego de la polémica que estalló entre el adolescente y su hermana mayor, Zulemita.

Hace unas semanas, el joven la había acusado de impedir el contacto entre él y el ex presidente. "Ella me bloqueó de todos los medios. Los custodias de allá tienen orden de no contestarme", escribió en su Instagram.

En medio de ese clima, el joven visitó a su padre el fin de semana en la casa del barrio de Belgrano R y se vio cara a cara con Zulemita. Aunque hubo una fotos de ellos dos junto a su padre, la reunión fue de todo menos pacífica. Se organizó una asado en su honor pero él se fue antes para evitar cruzarse con su otro medio hermano, Carlitos Nair.

El propio adolescente dio detalles de esa reunión. "Me fui porque no quería verlo a Carlitos, él no habló bien de mi tía. Nunca tuve buena relación con Zulemita; ayer explotó y me dijo 'mocoso' y cosas muy feas. Mi relación con ella es mala, pésima. Eran peleas increíbles, ella me gritaba, yo lloraba", dijo Máximo a "Involucrados", en su primera nota con los medios argentinos.

Luego habló sobre cómo es el vínculo que tiene con Menem y volvió a sorprender. "Tengo mi familia en Chile que me apoya siempre y Pepo ( por el empresario chileno José Patricio Daire, pareja de Bolocco), que es como mi papá. Entonces, no me hace falta un papá, yo solo lo vengo a ver porque quiero ver a mi papá biológico", dijo y agregó firme: "Considero que Pepo es mi papá".
 
Además, Máximo reveló que no veía a Carlos desde noviembre de 2016 y no dudó al afirmar que no lo extrañaba mucho: "No me hace mucha falta en verdad. Lo único que he hecho con mi papá es estar con él. No hablamos mucho".
 
Consultado sobre lo que le gustaría cambiar el vínculo con él, el chico señaló: "Primero, poder comunicarme con él fácilmente. Segundo, saber cuando él viene, o cuando yo venga, o si él me puede ir a ver alguna vez. Que me llame. Quiero seguir teniendo contacto con él, saber cómo está. Ya les dí mi teléfono para que me llamen, y ellos me dieron el de acá y me van a avisar cómo está".

Fuente: DiarioShow

Seguí leyendo

En la capital de Rusia hay un equipo que eligió llamarse Unión en honor al conjunto santafesino. Juega en una Liga Amateur, usa la misma indumentaria y sus jugadores tratan de estar pendientes de todo lo que sucede con la institución en Argentina.

La increíble historia del Tatengue de Moscú