Opinión - Por José Curiotto

Viernes 04 de Mayo de 2018 - 19:33 hs

Lo que realmente importa

En medio de una semana frenética como tantas otras, se cumplieron seis meses del atentado que acabó con las vidas de cinco entrañables amigos rosarinos. Habló la esposa de uno de ellos, y vale la pena escucharla.

Actualizado: Sábado 05 de Mayo de 2018 - 11:13 hs

Que el dólar a 23, que la violencia, que el narcomenudeo, que la reforma constitucional, que el 2019, que los precios, que los policías buenos, o los malos; que la lluvia, que el granizo, que las tarifas, que el bache traicionero, que el gobierno, que la oposición.

Una semana más termina. Una semana como tantas otras en tiempos de urgencias permanentes, donde el síndrome del presente perpetuo se impone y ahoga cualquier pretensión de percibir lo realmente importante.

Seguramente pasó desapercibido. Pero además de todas estas noticias que por momentos agobian y quitan la respiración, esta semana se cumplieron seis meses desde que un grupo de amigos entrañables de la ciudad de Rosario dejaron sus vidas mientras paseaban por una bicisenda al borde del río Hudson, cerca del World Trade Center, en la lejana Nueva York.

Hacía 30 años que estos compañeros habían egresado del Instituto Politécnico de Rosario. Sin embargo, desde el primer momento se empeñaron en hacer todo lo necesario como para que la vida no los separe. La amistad era demasiado valiosa como para que se esfumara por los caprichos del tiempo.

Decidieron celebrarlo juntos. Y así organizaron el viaje de sus vidas. Hacia allá fueron los ocho amigos, pero cinco de ellos jamás regresaron:  Hernán Diego MendozaDiego Enrique AngeliniAlejandro Damián PagnuccoAriel Erlij y Hernán Ferrucci, murieron en manos de un terrorista convencido de que por algún motivo vale la pena derramar sangre inocente.

 

 

Entre tanto ruido sordo y en medio de esta frenética sucesión de noticias que se diluyen de manera indefectible, tuve la posibilidad de entrevistar a Alejandra Sosa, la esposa de Alejandro Damián Pagnucco, uno de los cinco entrañables amigos rosarinos fallecidos en Estados Unidos.

“Fue muy duro. Y eternamente seguirá siendo duro para nosotros... En el momento en que me enteré no lo podía creer. Un atentado… Por qué justamente a él… Si esas cosas siempre les pasan a los otros… Cuando me dieron la noticia, me sentí que estaba en otro mundo, en otra dimensión”, dice con tono pausado.

La vida cambió para Alejandra y sus dos hijas. Y en medio de tanto dolor, sus palabras suenan a bofetada: un par de minutos bastaron para que esta mujer golpeada, pero íntegra, dejara en claro cuáles son las cosas verdaderamente importantes.

"Libre": ¿qué significa la inscripción en la remera de los amigos?

“Yo le digo a la gente que esté con sus seres queridos -insiste-, que se digan a cada rato te quiero, que abracen a su mamá, a su papá. Que digamos gracias por las cosas buenas o las cosas malas que a veces un padre hace, porque siempre que lo hace es pensando que le hará bien a sus hijos. Que no discutan por pavadas. Que piensen en qué lindo que es verlo llegar a casa, despedirlo y volver a recibirlo. Tenerlo. En todo momento decirle lo bueno, lo amable, lo generoso que es…. A cualquier persona… a tu marido, tus hijos...".

“Lo que me pregunto después de todo esto, es si fueron suficientes todas las veces que le dije que lo amaba, si fueron suficientes las veces que lo besé…. Es como que me quedé con ganas de seguir demostrándoselo… Pero bueno… no me imaginé que se me iba a terminar el tiempo para decírselo".

Lloraremos por siempre a nuestros amigos

Alejandra advierte que las situaciones más simples de la vida, son las más importantes: "Compartir la mesa, las fiestas, los momentos íntimos de una familia… Estar con tus hijos… Acompañarlos a la escuela… O el último día de séptimo grado… El comienzo de la secundaria, los viajes de estudio. De repente, Alejandro no estaba más… Y la verdad es como que te sacan de una vida y te ponen en otra que nunca imaginaste".

El dólar, el 2019, la inseguridad, la lluvia o el granizo pueden haber formado parte de la agenda de esta semana. Sin embargo, y en medio de tanto ruido sordo, Alejandra Sosa habló de lo que realmente importa.

Audio: Alejandra Sosa, esposa de Alejandro Pagnucco

Fuente: Por José Curiotto

Seguí leyendo