Salud - Día del Beso

Viernes 13 de Abril de 2018 - 18:30 hs

Conocé los tipos de besos y sus significados

Besar es un arte y conocer el significado de cada beso es importante a la hora de la conquista.

Tierno, apasionado, atrevido, divertido o robado, el beso es una forma intuitiva de demostrar afecto, que transmite y comunica sensaciones. Según un reciente sondeo de opinión, el 78% de los encuestados consideró que los besos son muy importantes para construir una relación.

Los besos, como cualquier aproximación al espacio íntimo de otra persona, tienen un significado particular en el universo del lenguaje gestual. Y la interpretación de cada uno de estos mimos también fluctúa, claro, de acuerdo a las culturas.

Valeria Schapira, experta en relaciones para el portal de citas Match.com, escribió todo sobre la significación de los besos. "Si hablamos de amor o de erotismo, no da lo mismo cualquier beso. Un reciente estudio de la Universidad de Oxford sugiere que los ósculos son un gran aliado a la hora de evaluar el potencial de una pareja. De acuerdo a su sabor y a su olor, podemos llegar a recibir información genética acerca de la compatibilidad o no con un hombre o una mujer”, explica la especialista.

Los besos hablan

Besar es un arte y conocer el significado de cada beso es importante a la hora de la conquista.

  • Beso en la oreja: Es peligrosamente hot, más aún si viene acompañado de una pequeña mordida o de un susurro. Seguramente no medie mucho tiempo hasta la interacción sexual.
  • Beso en la comisura: Es toda una insinuación erótica, al igual que cuando los labios se acercan peligrosamente a la oreja de la otra persona, una de las zonas más erógenas.
  • Beso en el cuello: Es una luz verde a la intimidad. La zona del cuello, al igual que los lóbulos de las orejas es una zona de gran sensibilidad.
  • Beso en la frente: Habla de protección, de cuidado, de brindar cobijo; es una acción casi paternal, una muestra de afecto entrañable. Rara vez este tipo de contacto entraña connotaciones eróticas.
  • Beso en la lengua: Jamás da lugar a interpretaciones tibias. Es claramente sensual, la antesala del sexo. Suele activar la dopamina de los participantes de la acción llegando, incluso, a provocar sensaciones comparables a las de una adicción.
  • Beso en la mejilla: Suele darse entre familiares, amigos, compañeros de trabajo o conocidos. En América Latina es el saludo más común, inclusive entre los varones.  No suele revestir un contenido erótico aunque eso bien puede depender de la postura de los labios y la proximidad a la boca de la otra persona. No es lo mismo un beso seco, a labios cerrados que un beso húmedo y atrevido. Este último puede contener una "invitación” insinuante a un futuro encuentro de mayor intimidad.
  • Beso en la mano: Es un símbolo de respeto. El hecho de que este beso se dé debajo del área del pecho habla de cierta desigualdad entre los participantes de la acción. Quien besa suele detentar cierto poder por sobre quien recibe el beso

Fuente: Día a día

Seguí leyendo

En su columna semanal por Todo Pasa, el neurologo y máster en Neurociencias Hugo Valderrama explicó qué por qué el amor está lejos del corazon y en realidad se aloja en el hipotálamo.

"Te amo con todo mi hipotálamo"