Espectáculos - A fondo con LT10

Viernes 15 de Septiembre de 2017 - 15:28 hs

Actualizado: Sábado 16 de Septiembre de 2017 - 11:38 hs

Dady Brieva: "Teníamos el corazón seco"

El humorista explicó por qué Midachi se separó durante seis años. Cómo es volver al escenario a los 60. Recordá aquel histórico sketch del boliche.

  • Foto: TN.

“Los Midachi somos personas muy particulares. Nosotros no hemos llegado adonde llegamos por andar esquivando el bulto. No somos mediocres, por lo menos arriba del escenario o respecto a nuestros objetivos”. Así comienza Rubén Enrique “Dady” Brieva el diálogo con Todo Pasa

Más tarde volvería al tema, pero ya defendiendo con su particular estilo, y el pecho hinchado, al trío cómico que le dio la fama: “A mí me rompe los huevos cuando me dicen ‘vos fuiste mucho más que un Midachi’, porque yo SOY un Midachi. Soy un Midachi que besó a Andrea del Boca (en la novela El sodero de mi vida) y que hizo (la película) El Ciudadano Ilustre. Yo tengo mucho orgullo de ser un Midachi. Yo no tengo el complejo de la mojarrita que quiere ser tiburón o de los actores cómicos que quieren hacer llorar. Yo hago llorar desde la risa, yo me comprometo en cualquier trabajo que hago, siendo un Midachi”. 

Orígenes y separación
Los comienzos del grupo no fueron fáciles para estos tres santafesinos de clase media. “Fue muy difícil en los ‘80 llegar, salir de Santa Fe para no volver, ganar una ciudad tan hostil como Buenos Aires, meterse en los medios”. 

Y el entorno familiar, al menos en su caso, tampoco colaboraba. “Había que demostrarles a nuestros padres que no éramos unos pelotudos que nos poníamos tacos altos y peluca, o de última lo éramos pero también podíamos vivir de eso”. 

Los Midachi, de nuevo juntos y preparados y para volver al escenario. Foto: Clarín. 

 

Y es que su padre –lo ha contado reiteradamente—era un comisario rígido que consideraba la actuación “cosa de maricones”. Eso, a Dady le pesaba. “Siempre importó la mirada de los padres. Era muy difícil vivir en (barrio) Villa María Selva en los años ‘69, ’70, ‘72 y ser militante y hacer teatro”. Cuando habla de militancia, se refiere al justicialismo. Dady –y eso sí le viene de familia—es un peronista convencido y leal. 

De hecho, cuando en 2011 Midachi se separó, los rumores apuntaban a las diferencias surgidas con Miguel Torres del Sel por la candidatura del “Petiso” a la gobernación de Santa Fe, de la mano de Mauricio Macri. Pero Dady niega que ese haya sido el motivo. Al menos, su perspectiva, hoy, es otra. 

“Llegó un punto en que nosotros no nos bancábamos a nosotros mismos. Pero no entre nosotros. Tenemos un profundo amor entre nosotros”, asegura, y reconoce con cierto arrepentimiento que ninguno de ellos vivió junto a sus esposas la infancia de sus chicos. “Yo no estuve nunca en casa. Todas las fiebres de los hijos se las comieron nuestras mujeres. Nosotros salimos a buscar plata. Entonces llegó un momento que lo único que hacíamos era facturar, y teníamos el corazón seco”. 

Reflexión y retorno
Tras la separación, Dady Brieva, Miguel Torres del Sel y el Chino Volpato empezaron a buscar afuera del trío cómico lo que creían no encontrar adentro. En ciertos momentos tuvieron éxito, o al menos en el caso de Dady. Pero necesitaban volver, y así lo están haciendo con su nuevo espectáculo, Midachi Kindon. Seis años después y con algunos achaques, pero la misma pasión. 

Midachi vuelve a Santa Fe

“Tenemos 60 años y hemos transcurrido surfeando distintas economías del país y el mundo pero siempre hemos  sido iguales. Nos duelen más las articulaciones, me duelen más las patas, ya no me la banco tanto para la segunda (función), pero tenemos unos huevos muy grandes”. Y lo mejor es que el corazón ya no está seco. 

Porque con la edad vienen, entre otras cosas, los nietos. “Ser abuelo te permite amar sin ningún tipo de conflicto ni presión. Es un amor sin responsabilidad”, celebra, aliviado.

--

Sketch: Mónica, Rubén y Alexis en el boliche (1983)

 

Audio: Escuchá la entrevista completa

Fuente: LT10