Interés General - Corrupción policial

Miércoles 13 de Septiembre de 2017 - 18:23 hs

Actualizado: Miércoles 13 de Septiembre de 2017 - 18:56 hs

El mediático Miguel Ángel Pierri es el defensor de Rafael Grau

El conocido abogado estuvo hoy en Santa Fe en la audiencia imputativa contra el exjefe de Policía. Fue uno de los defensores de Mangeri, asesino de Ángeles Rawson, entre otros casos resonantes.

Miguel Ángel Pierri defendió a lo largo de su carrera como abogado a distintas personalidades de Argentina y formó parte de casos mediáticos como el asesinato de Ángeles Rawson

Muchos recordamos el programa de televisión, en el cual Miguel Ángel Pierri asegura que el portero Mangeri es inocente de ese crimen, y su hijo, que estaba junto a él, dice: "Pero si la mató a Ángeles, boludo", frente a las cámaras de televisión.

En 1995, colaboró con la defensa del expresidente Carlos Menem en la causa por tráfico de armas a Ecuador y Croacia.   La Cámara de Casación Penal sentenció este año al senador a 7 años de prisión.

En 2000, Pierri intervino en otra causa resonante: la muerte del cantante cuartetero Rodrigo Bueno. Pierri representó a la familia del cordobés en la demanda contra quien era el conductor de la camioneta que se accidentó en la Autopista a La Plata, el empresario Alfredo Pesquera, finalmente absuelto.

Silvio Soldán fue otro de los famosos clientes del abogado. El célebre conductor de "Feliz Domingo" quedó involucrado en 2007 en la causa de su entonces pareja, la falsa médica Giselle Rímolo. Soldán luego fue sobreseído por la Justicia.

Además, Pierri representó ante la Justicia a Fernando Di Zeo, hermano exjefe de la barra de Boca Juniors, Rafael Di Zeo, condenado en 2007 por los ataques de La 12 con armas de fuego a la hinchada de Chacarita en 1999.

En tiempos recientes, Pierri se involucró en otro caso resonante: el triple crimen de General Rodríguez. El abogado fue contratado por la viuda del ejecutado Sebastián Forza, Solange Bellone. En esa defensa, Pierri estaba acompañado por un amigo del empresario, Rubén "Gordo" Ramírez. Este letrado tuvo que apartarse al ser imputado por el juez Norberto Oyarbide durante la instrucción del caso.

En 2003, pasó 70 días en prisión, acusado por un supuesto falso testimonio en el caso que investigaba los supuestos abusos sexuales del padre Julio César Grassi, a quien defendía. Esa causa aún no terminó: Pierri sigue procesado y podría afrontar un juicio oral por "encubrimiento agravado" y "prevaricato".

Este abogado, llegó hoy a nuestra ciudad y participó en Tribunales de la audiencia en la que fue imputado el exjefe de Policía de la provincia, Rafael Grau, ejerciendo su defensa. 

 

Fuente: LT10-Perfil