Basquet - Liga Nacional

Jueves 15 de Junio de 2017 - 14:28 hs

Una marca escalofriante que pone a Eric Flor a la altura del Pichi Campana

Anoche metió 46 puntos para Quilmes, que pasó a la final de la conferencia Sur

Clarín

Todavía retumban los aplausos por la memorable actuación de Eric Flor en el colmado estadio Héctor Etchart de Ferro, esa que anoche le dio a Quilmes de Mar del Plata la clasificación a la final de la conferencia Sur en la Liga Nacional de Básquetbol.

Fue 113-107, en doble suplementario. Y ahora los marplatenses, que ya habían pasado a Bahía Basket definiendo como visitantes, enfrentarán desde el lunes a San Lorenzo en desventaja de campo. Flor colaboró con 46 puntos en 46 minutos. Y en el partido anterior había metido 41.

Así, el escolta nacido en Moreno hace 24 años se convirtió en el segundo jugador nacional en anotar 40 puntos o más en 2 partidos consecutivos de playoffs.

Se puso a la altura del cordobés Héctor "Pichi" Campana, nada menos: uno de los máximos cracks de la historia del básquetbol argentino, que dominó casi a voluntad la Liga a fines de los 80 y en los 90.

El puente que une a aquel Campana supergoleador con este sorprendente Flor pasa por encima de fantásticos jugadores que inundaron los canastos en todas las canchas y sin embargo jamás pudieron cantar las 40 como "Pichi" y Eric.

Aquel doblete de Campana fue con la camiseta de River, en la quinta edición de la Liga, en 1989.

Convirtió 43 puntos en el tercer juego de la semifinal ante Ferro y le permitió al conjunto Millonario descontar en una serie que había comenzado con 2 derrotas en Caballito.

Un par de días más tarde, también en el Microestadio de Núñez, sumó 42 pero no pudo evitar la derrota por 97-92 que le dio a Ferro el pasaje a la final, donde le ganó a Atenas de Córdoba por 3-2.

 

2 más, pero de afuera

Hay otros 2 jugadores que consiguieron la marca, pero son extranjeros: el uruguayo Wilfredo Ruiz y el estadounidense Carey Scurry.

La seguidilla del "Fefo" Ruiz fue en la primera Liga, en 1985, y comenzó con un récord absoluto que se mantuvo varios años: metió 60 puntos en el segundo partido de la serie entre Estudiantes de Bahía Blanca y San Andrés y en el tercero hizo 42.

El club bahiense ganó ambos partidos y pasó a las semifinales, donde perdió con Ferro.

Scurry, un alero con 188 partidos en la NBA entre Utah Jazz y New York Knicks, sumó 49 y 45 con la camiseta de GEPU de San Luis en los partidos 4 y 5 de la serie de cuartos de final contra Gimnasia de Comodoro Rivadavia, en la temporada 1991-92.

El equipo puntano ganó 3-2 y avanzó a semifinales contra Estudiantes; terminó subcampeón. Dato extra: en aquel mismo cruce contra los comodorenses, Scurry clavó 46 puntos en el segundo juego.

 

Y otro par de marcas

En el recorrido por el índice de grandes goleadores de la Liga Nacional también aparece Joe Bunn, un pivote estadounidense que hasta ayer era el último que acreditaba 2 partidos seguidos con más de 40 puntos en cualquier instancia de la competencia. Ocurrió en la segunda fase de la temporada 2005-06: fueron 44 frente a Regatas Corrientes y 41 ante La Unión de Formosa.

Otro de los nombres pesados es el norteamericano John Long, que disputó 916 partidos en la NBA y salió campeón con Detroit Pistons en 1989. Con la camiseta de Ferro, en la temporada 1995-96 el escolta fue el último que metió más de 40 en 2 partidos de playoffs, aunque no fueron consecutivos. Anotó 47 frente a Deportivo Roca y repitió la cifra contra Deportivo Valle Inferior de Viedma, que luego descendió.

Fuente: Clarín