Economía - Crisis

Jueves 01 de Diciembre de 2016 - 09:11 hs

En Zavalla, cerró sus puertas una fábrica de calzado

Quedaron en la calle 15 empleadas de la firma Primeros Pasos. Acusaron a la la recesión y la importación.

La crisis que atraviesa el sector fabril del calzado sigue dejando trabajadores en el camino. En esa línea, las 15 empleadas de la fábrica de calzado para bebés Primeros Pasos, asentada en Zavalla, recibieron sendos telegramas de despidos y la empresa cerró sus puertas.

"La empresa venía diciendo que iba a cerrar, había pedido abrir un proceso preventivo de crisis en el Ministerio de Trabajo con validez hasta el 30 de diciembre, porque decía que no sabía cómo iba a seguir pagando los sueldos", explicó a LaCapital la delegada gremial Lucía Magnago.

Sin embargo, "el martes nos reunieron a las trabajadoras y nos dijeron que era el último día que trabajábamos y estaba el telegrama (de despido) en camino", misivas que llegaron ayer a los domicilios del personal, integrado por 15 mujeres.

En los talleres de Zavalla, se producía calzado de bebés de la marca propia Primeros Pasos y también para etiquetas como Grisino, Cotton, Akiabara y Paula Cahen D'Anvers, entre otras.

"Al no haber ventas —indicó la delegada gremial— nos decían que no podían seguir pagando más sueldos. Ahora con los telegramas en la mano nos estamos asesorando con nuestros abogados".

"Para evitar el cierre hasta habíamos ofrecido reducir el horario laboral, pero nos respondieron que eso no le servía a la empresa, y tampoco quisieron sacar los planes Repro", relató la trabajadora.

La antigüedad del personal iba desde cuatro años hasta los 27 años, y la fábrica tiene casi tres décadas de actividad ininterrumpida. "Llegamos a ser 70 empleados en las mejores épocas, y pasamos todas las crisis, incluso la del 2001, pero no pudo con este gobierno, no sé adónde va a parar esto", se lamentó.

El desánimo y la imposibilidad de torcer la situación campea entre los trabajadores del sector que sufren la caída brutal de las ventas, tanto por la retracción del consumo interno, como por la avalancha de productos importados.

Fuente: La Capital